¡Hoy sembré una flor! – Luna de Miel

Blog

¡Hoy sembré una flor!

Las flores son el alimento primario de las abejas. Ellas toman el néctar y el polen de cada flor y lo llevan a la colmena donde los convierten en miel. Y esa miel, tiene la esencia y el sabor de las flores de donde se ha cosechado.

Por eso existen muchos tipos de mieles diferentes, según las zonas y el ecosistema donde están las abejas que la producen. Las mieles se catalogan por su sabor y su color. Existen mieles claras, mono florales (de una sola flor) o mieles oscuras,  mutliflorales (de varias flores).

Existen por ejemplo mieles mono florales como la de lavanda, girasol, azahar, romero o manuka, por nombrar algunas y por lo general son mieles claras con sabores muy delicados.

Las mieles oscuras, tienen un sabor más fuerte y por lo general son más nutritivas puesto que contienen cantidades más elevadas de hierro y otros elementos.

La miel de Luna de Miel, es producida en una Reserva Forestal a más de 2.800 metros sobre el nivel del mal, donde las abejas tienen a su disposición diferentes tipos de flores, muy nutritivas y especiales. Por eso se llama miel multifloral, y por eso tiene ese sabor maravilloso y diferente que la caracteriza.

 

Ya he hablado sobre la importancia de los polinizadores para todo el ecosistema de nuestro planeta, y hoy quisiera recalcar lo importante que es que si podemos, sembremos flores o plantas con flores que les gusten a los polinizadores.

Algunos consejos para que aporten a la alimentación de las abejas:

  • Pregunten en los viveros cerca del lugar donde estén, qué tipo de flores les gustan a las abejas 🐝. mariposas 🦋 , colibrís, murciélagos 🦇, grillos y animalitos pequeños de su zona.
  • Pueden sembrar setos vivos y no podarlos para que crezcan las flores y los animales puedan alimentarse.
  • Traten de no mantener el prado muy corto, puesto que en los pastos más altos viven muchos animalitos que son e eslabón primario de la cadena alimenticia.
  • Si tienen cultivos o vecinos con cultivos, intenten no usar agroquímicos o elementos que sean dañinos para las abejas.
  • La deforestación es una gran enemiga de la polinización. Si no hay bosques no hay abejas.
  • Cuando se vayan de vacaciones, recuerden que al fumigar, matan todo, incluyendo las abejas y otros polinizadores. Traten de fumigar solamente cuando sea estrictamente necesario.

¡Sembremos flores y alimentemos nuestro hermoso planeta!!!!

Compartir:

Etiquetas:

Entrada antigua
Publicación más reciente

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia.

Entendido